¡MICHAEL JACKSON ES INOCENTE!

2 07 2009

michael jackson 3Por: Doko
Twitter: @_Doko
Visita mi segundo blog: Dokstreet

No hay por qué negarlo y nunca lo hice. Fui, soy y seguiré siendo un admirador de Michael Jackson. Nunca voy a olvidar cuando ví por primera vez el video de “Thriller”, yo tenía siete años y sufrí varias reacciones al mismo tiempo: Asombro, admiración y miedo. En la década de los ochentas, y a esa edad, cualquier niño se espantaría fácilmente al ver zombies bailarines. Pero también quede asombrado por la música, carisma, estilo y talento del cantante.

Mi siguiente contacto con Jackson fue mediante su película “Moonwalker” de la misma década. En su momento no entendí la trama, si es que la tenía, pero una vez más quede estupefacto con su música y forma de bailar. Pero fue hasta el año de 1991 cuando llegó por primera vez a mi un cassette original del llamado “Rey del Pop”: “Dangerous”

Esa misma noche se estrenó en todo el mundo el video de “Black or White”, primer sencillo de Dangerous. Y desde entonces, hasta hoy, ningún grupo o solista ha sacado algo que pueda superar mi gusto por ese disco. ¿Por que? Por muchas razones. Ese álbum fue el soundtrack de mi vida en la década de los noventas. Gracias a Dangerous tuve mi primera novia. Cómo olvidar aquellos días de secundaria cuando con mis amigos intentaba hacer el “Moonwalk” y cantábamos “Jam”, tema del video donde se juntaron dos leyendas; Michael Jackson y Michael Jordan.

En aquellos días mi mamá me castigó por una travesura que no recuerdo. Pero ella, tal vez sin saberlo, me dio donde más me iba a doler. Me encerró en mi cuarto y no me dejó ver el espectáculo de medio tiempo del SuperBowl de 1993, en el cual apareció Michael Jackson. Y odié aún más mi destino un día después, porque al llegar a la escuela todos mis amigos comentaban animados lo que yo no había visto. Y fui el único que se lo perdió.

Tuvo que pasar mucho, mucho tiempo para que pudiera conseguir el video de ese día gracias a Youtube. Aunque el impacto ya no fue el mismo. Pero la vida me otorgaría una segunda oportunidad. En noviembre del mismo año, 1993, Michael Jackson vendría a México a presentar su gira “Dangerous World Tour” en el Estadio Azteca. Pero mi situación económica me impidió comprar el boleto más barato. Aún así no me perdí ninguno de los programas especiales que transmitió Televisatampoco el concierto que pasó por el Canal 5. Con eso, sólo con eso, fui inmensamente feliz. Era un niño.

Y quiso la suerte y el destino que fuera México el último país que Jackson visitara con su “Dangerous World Tour” ya que tuvo que cancelarla definitivamente porque Jordan Chandler, en ese entonces un niño de 11 años, acusó a Michael de abuso sexual.

Desde entonces la imagen y carrera del cantante decayó de tal manera que cobró mayor importancia su vida privada que su carrera artística. Y fue así como Michael Jackson, el niño prodigio, el mayor vendedor de discos en la historia, el artista de la década de los 80’s, el que revolucionó el mundo de la música, se convirtió, para la opinión pública, en un desgraciado violador y abusador de niños.

Jackson llegó a un acuerdo con la familia Chandler fuera de los tribunales. El cantante pagó 20 millones de dólares para evitar que el escándalo creciera. Pero ya era demasiado tarde, y las constantes visitas de niños a su rancho“Neverland” sólo aumentaron los rumores acerca de las desviaciones sexuales del Rey del Pop. Para la opinión pública Jackson era un pederasta.

Jacko intentó volver en dos ocasiones a los escenarios. La primera fue en 1995 con el disco “HIStory, Past, Present and Future” y en 2001 con “Invincible”. Pero su imagen había sido destruida por el escándalo. En 2003 fue acusado una vez más de abuso infantil. Pero por falta de pruebas fue declarado inocente.

El Rey del Pop murió el pasado jueves 25 de abril de 2009, justo cuando planeaba su tercer regreso triunfal a los escenarios con 50 conciertos en Londres. Su deceso sacudió al mundo entero. Para nuestra generación, su muerte significa lo mismo que el fallecimiento de John Lennon o Elvis Presley para nuestros padres. O el de Pedro Infante para nuestros abuelos.

Su muerte me pegó duro porque crecí con su música, muchos momentos tristes y felices de mi vida fueron acompañados con sus melodías. Porque fue un artista exageradamente famoso y talentoso. Porque sus videos eran auténticas obras de arte. Era alguien que ubicaban fácilmente nuestros padres y abuelos. Y estoy seguro que no hay nadie en el mundo que, por lo menos una vez en la vida, no haya intentado caminar hacia atrás como él.

Aún, y a pesar de eso, no creí conveniente dedicar un post a mi ídolo. Un día después de su muerte vi en las noticias que varios fans mexicanos se reunieron en el Ángel de la Independencia para despedirlo. El mundo entero le lloraba. Todos los medios de comunicación hablaban del tema. Y yo pensé: ¿vale la pena hacer todo esto?

Sé que no faltarán aquellos que se atrevan a decir que la muerte de Michael Jackson fue provocada por el presidente Calderón, para distraernos de sus planes diabólicos. Dirán que no vale la pena llorarle a un pederasta. Que los medios de comunicación exageran con la cobertura para mantenernos apendejados. En fin, cada quién tendrá su opinión. Pero yo de inmediato contesté mi pregunta: ¡Claro que vale la pena!

Y es que es precisamente en este momento cuando los medios de comunicación se deben reinvindicar ante la sociedad. ¿Por qué? Porque ahora resulta que Jordan Chandler, el niño que lo acuso en 1993, hoy de 26 años, y que contribuyó a destruir su carrera, aceptó que “Michael Jackson no me hizo nada malo, todo fueron mentiras de mi padre para salir de la pobreza”.

“Michael nunca abusó de mí, mentí por mi padre, lo siento Michael […] Nunca quise mentir y destruir a Michael Jackson, pero mi padre me obligó a contar todas esas mentiras”.

Como fan de Jackson mi opinión es obvia, no me alcanzarían los insultos para la familia Chandler. Pero como periodista creo que esta es una noticia importante “¡Michael Jackson siempre fue inocente!” Y toda la prensa, la misma que publicó en primera plana que el cantante era pederasta, ahora debería contribuir a lavar su imagen mostrando el testimonio de este imbécil. Jackson siempre fue inocente.

Muchos de sus fans siempre lo creímos, pero muchos otros mantuvieron la duda. Hoy esto debe acabar. Por eso decidí escribir sobre el tema en este blog.

Pero acepto que mi opinión, al ser un fan empedernido de Michael, es subjetiva. Por eso les recomiendo que vean tres documentales: “Living with Michael Jackson” “The Michael Jackson Interview” y “Michael Jackson Private Home Movies” Véanlos en este orden, los tres los pueden ver en Youtube.

El primero “Living with Michael Jackson” trata sobre las entrevistas que le hizo el periodista Martin Bashir al Rey del Pop. Pero cuando el documental fue transmitido en la televisión, Jackson lo descalificó y acusó a Bashir de tergiversar la información. Por eso dio su consentimiento a otro periodista para producir un nuevo material, y así desmentir lo mostrado por Bashir, dando origen a “The Michael Jackson Interview” con escenas que no publicó el primer documental. Y por último el tercero “Michael Jackson Private Home Movies” es un trabajo donde Michael Jackson cuenta de viva voz quién es él en realidad, enseñando viejos videos familiares y detrás de cámaras en sus conciertos.

Los tres documentales coinciden en mostrar a un Michael excéntrico, extravagante, con profundos traumas de su infancia: el no poder jugar con los niños de su edad, el maltrato de su padre, las burlas de su familia por su enorme nariz y su problema de acné. Su obsesión por modificar su rostro. Su padecimiento de vitiligo, enfermedad que cambió el color de su piel. Su relación con los niños y el por qué quiso ser Peter Pan por siempre.

Sólo viendo estos trabajos, en este orden, podremos formarnos una idea de quién era Michael Jackson realmente. Para mi fue el artista más grande de todos los tiempos, un monstruo en el escenario. Un ser humano como cualquiera, con defectos y virtudes. Que se volvió reservado con su vida por la exagerada atención que recibía. Alguien que cubría a sus hijos con máscaras para que no fueran perseguidos como él. Podrá haber sido todo lo bueno o lo malo, pero pederasta nunca. Y Jordan Chandler con su cobarde y tardía confesión nos lo confirma.

Es una lástima que este tipo haya mentido de tal manera. Obligado por su padre o no da igual. Destruyó la carrera del Rey del Pop y lo llevó a la tumba sin poder lavar su imagen. Le mintió al mundo y en su conciencia le pesará hasta que se muera. Para colmo ahora dice: “Ahora ya no puedo decirle a Michael lo mucho que lo siento y preguntarle si me perdona”

Lo siento Jordan, destruiste a mi ídolo y gran parte de mi infancia. Que te perdone Dios o que te perdone Michael, pero yo no puedo. Que Caray!

“… si quieres hacer del mundo un lugar mejor mirate a ti mismo y cambia” _Michael Jackson, Man in the mirror, Bad, 1987″

…no sólo porque lo leas en las revistas y en la televisión quiere decir que sea verdad” _Michael Jackson, Tabloid Junkie, HIStory, 1995

“…tienes maestros que no quieren enseñar, adultos que no saben leer ni escribir, tenemos tanta corrupción y brutalidad policial. Gente que no tiene qué comer y hombres caminando en la oscuridad. Y entonces… ¿por qué se meten conmigo?” _Michael Jackson, Why you wanna trip on me, Dangerous, 1991

“…y si tú quieres ser mi hermano no importa si eres negro o blanco” _Michael Jackson, Black or White, Dangerous, 1991

 

Anuncios